Wayne Dyer, a un pensamiento de cambiar tu vida

Estás a un pensamiento de cambiar tu vida

‘Solo estás a un pensamiento de cambiar tu vida’ Wayne Dyer

El otro día estaba viendo la película de Wayne Dyer ‘El cambio’ le escuché decir esta frase que me impactó muchísimo.  Wooowww… inmediatamente pensé qué todo era más fácil de lo que pensábamos y qué lo hacíamos difícil nosotros con nuestros pensamientos. ¡Cómo nos complicamos la vida! ¿No te parece? 

Sobrepensamos las cosas la mayor parte del tiempo

Pensamos que debemos saber muchísimo, tener todas las herramientas posibles, pensamos que los demás saben algo que nosotros desconocemos…y en realidad es tan sencillo como cambiar un pensamiento. Cambiar un pensamiento puede hacer que el resto de tus creencias y pensamientos también se tambaleen y por tanto, tiene el potencial de cambiar tu mundo para siempre.

Cambiar un pensamiento puede durar un instante, pero ese instante vale una vida.

Puede ser la diferencia entre vivir o sobrevivir, entre fluir o querer controlarlo todo, entre confiar en la vida o sentirnos inseguros.

Qué frase tan potente la de Wayne Dyer. Me hizo reflexionar en todo aquello a lo que le doy vueltas sin parar, que me cuestiono sin cesar y que yo misma lo convierto en difícil, cuando en realidad es más fácil.

Todo es fácil si nos dejamos fluir con la vida, si no intentamos controlar los acontecimientos, si VIVIMOS y disfrutamos el momento presente sin más pretensiones que ver la belleza inherente a cada situación y a cada persona que pasa por nuestras vidas.

Y de repente te llega el pensamiento que lo cambia todo.

Ayer mismo estaba hablando con mi gran amiga Beatriz Campoo, que tiene un proyecto precioso para ayudar a las personas a conectar con su corazón, sobre este tema y coincidimos ambas en la necesidad de confiar en la vida porque no nos va a dejar caer, nos sostiene. Nos preocupamos mucho, en exceso diría yo, por todo lo que nos sucede, incluso por lo que no ha sucedido todavía, y sufrimos por si llega ese escenario catastrófico que hemos imaginado. Y en todo ese drama cotidiano y en todos estos pensamientos, se te pasa la vida y lo que es peor no VIVES. Porque vivir solo se puede vivir en el presente. Todo lo demás es sobrevivir a tu vida y a tus pensamientos.

Y es una pena que teniendo este regalo tan precioso que es la vida, con tantas oportunidades para disfrutar, para ser felices y para hacer felices a los que te rodean, no te dediques en cuerpo y alma a desenvolver este magnífico regalo, y te dejes embaucar por la culpa y por tus pensamientos limitantes, que al final es el ego en acción.

Y mientras veía la película me hacía estas preguntas:

  • ¿Por qué no vivir cada día como si fuera el último?
  • ¿Por qué no dar el máximo de mí misma hoy?
  • ¿Por qué no hacer de cada día algo maravilloso y único?
  • ¿Por qué no ofrecer al mundo lo que llevo dentro y está queriendo salir?
  • ¿Por qué limitarme por los pensamientos que me lanza la mente para que me quede en la zona segura?
  • ¿Por qué no brillar con fuerza? 
  • ¿Acaso el universo no está demandando de cada uno de nosotros que  nos demos por completo y con amor a los demás?

Y la conclusión a la que he llegado es que sí, que el mundo está demandando de nosotros que nos demos por completo y con amor a los demás, que brillemos con fuerza para iluminar el mundo, para pasar del miedo imperante en la sociedad actual, al amor.

El éxito para mí es VIVIR 

Poder decir al final de mis días que he vivido la vida que he querido, honrando mis valores más profundos, ayudando a los demás a vivir también su vida desde el amor, dándole un sentido y un significado a su paso por el mundo.

El perdón como herramienta para darle sentido a tu vida

Wayne Dyer comenta en un momento de la película, en la fase del sentido de la vida, que cuando las mujeres dan el salto cuántico y aumentan su conciencia, pasan de valorar la familia, la independencia, su carrera, encajar en la sociedad y el aspecto físico a valorar por encima de todo el crecimiento personal, la autoestima, la espiritualidad, la felicidad y en 5º lugar el perdón. 

Cuando lo escuché me dio un vuelco el corazón, porque sin saber de la existencia de estos estudios que habían hecho en Estados Unidos sobre lo que valoraban más las mujeres cuando aumentaban su nivel de conciencia, yo había llegado a esta conclusión también.

Soltar la rabia y el resentimiento

Para mí soltar la rabia y el enfado que llevaba dentro a través de perdonarme a mí misma, ha sido clave en mi proceso de transformación y de encontrarle sentido a mi vida. He pasado de sentirme vacía, perdida e infeliz a sentirme plena, realizada y abundante.

De ahí que una de las patas de mi método P.I.P.A., en concreto la segunda P, haga referencia al perdón.

Y para ti…¿Qué ha sido importante en tu proceso de transformación?

Me encantará leerte en comentarios

 

Tal vez también te puede interesar:

2 comentarios
  1. elena
    elena Dice:

    Maravilloso artículo que nos acerca a la certeza de que confiando se llega mejor y más lejos. No es sano vivir sobre-pensando y los has explicado formidablemente en tu artículo. Escribes y comunicas muy bien ¡ GRACIAS !

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *