Encuentra tu Ikigai y levántate con ilusión

Ikigai, la razón de ser, razón para vivir

El ikigai es un término japonés que significa ‘razón de ser’ o ‘pasión de nuestra vida’

Cuanto más consigamos sintonizar  con nuestro ikigai mayor será también la sensación de que nuestra vida tiene un sentido.

La palabra ikigai no tiene una traducción literal del japonés. Pero el ikigai es el sentido de la vida, aquello que te hace levantarte con ilusión cada mañana. La palabra se compone de iki, que significa ‘vida’ o ‘estar vivo’ y gai, que significa ‘lo que vale la pena y tiene valor’. Traducido literalmente sería ‘aquello por lo que vale la pena vivir’.

Según los japoneses, todos albergamos un ikigai, o incluso varios, en nuestro interior, aunque aún no lo sepamos. 

Esta filosofía nipona entronca también con la logoterapia, la tercera escuela de psicoterapia vienesa que desarrolló Victor Frankl, centrada en la búsqueda del sentido de la vida. Frankl desarrolló la logoterapia después de su paso por los campos de concentración nazis. Os recomiendo leer su libro El Hombre En Busca De Sentido

‘Ni la voluntad de placer, ni la de poder, comandan al ser humano, si no la de dar un sentido a la vida’ V. Frankl 

Si encuentras aquello por lo que merece la pena vivir, eso que da sentido a tu vida, te sientes pleno, realizado y feliz. Seguramente vivirás más años y con una gran calidad de vida, porque tendrás más salud.

Francesc Miralles y Héctor García hicieron un estudio de campo sobre el concepto del ikigai en Ogimi, un pueblo rural de poco más de 3.000 habitantes, al norte de Okinawa conocido como ‘la aldea de los centenarios’, con el mayor índice de longevidad del mundo y el menor índice de cáncer de todo Japón. El resultado de este estudio lo plasmaron en su libro Ikigai: Los secretos de Japón para una vida larga y feliz. El libro habla de una de las claves de la eterna juventud: tener una ‘razón de ser’ que nos procure la felicidad de estar siempre ocupados.

Los autores destacan en el libro como después de convivir un tiempo con ellos se dieron cuenta que nadie estaba realmente jubilado. Todos estaban ocupados y muchos de ellos combinaban diversos trabajos. Akiko, de 92 años, por ejemplo, es jefa de comunidad de vecinos y además vende bolsos hechos a mano en una tienda del pueblo.

Sigue plenamente activa y dice: ‘Si no haces nada, la muerte viene a por ti’. 

Una de las conclusiones a las que llegaron los autores de este estudio fue que los habitantes de esta aldea de centenarios han encontrado su ikigai estando siempre activos. Quizá el mayor secreto de la longevidad sea estar siempre ocupados dedicando nuestro tiempo a actividades que amamos.

El ikigai, por tanto, habla de encontrar nuestra pasión, una actividad que nos permita fluir felizmente y además sentirnos útiles al mundo.

Pero, en nuestra sociedad actual, tan sobrecargada de estímulos, urgencias y obligaciones, no es fácil saber a lo que quieres dedicarte. Todos y cada uno de nosotros tenemos talentos innatos, dones únicos que están deseando manifestarse para deleite de los demás, sin embargo, cada vez más, estamos desconectados de nosotros mismos, de nuestro cuerpo, de nuestra alma.

Y…¿Cómo puedes reconectar con tu pasión? 

Ésta será la gran pregunta que igual te estás haciendo en este momento. Y no te voy a negar que la búsqueda de tu lugar en el universo es un camino difícil y con muchas trabas. Muchas veces, y te hablo por experiencias, te vas a encontrar con obstáculos y quieras abandonar. Puede ser por miedo o inseguridad, por las circunstancias de tu entorno, por la sociedad que ve mal a los que piensan diferente y se arriesgan…

Sea como sea, desde aquí te invito a no dejarte llevar por las circunstancias, por el vaivén de la vida, por lo que piensen los demás,  por lo urgente o por las obligaciones y comenzar desde HOY a buscar tu ikigai y dedicarte en cuerpo y alma a trabajar sobre él.

Aquello que amas hacer + En lo que eres bueno = Pasión 

Busca aquello que se te da bien de forma innata y que por eso casi pasa desapercibido para ti, aquello que amas hacer y donde se te pasa el tiempo volando. Una vez tengas esto definido encuentra de qué forma puedes aportar valor al mundo con tu pasión y que además quieran pagarte por ello. Si aúnas todos estos elementos, la realización, la plenitud y la felicidad llegarán a tu vid para instalarse para siempre.

Cuando encuentres tu Ikigai ponte en marcha y disfruta de la aventura

Conviértete en la persona segura y responsable, capaz de potenciar tus capacidades. Ten resiliencia para sobreponerte a los obstáculos y aprender de ellos. Debes saber que los inicios de cualquier nueva actividad son difíciles y se necesitan entre 2 y 5 años para asentar cualquier cambio.

Teniendo todo esto en cuenta…

  • ¿Qué te está frenando ahora para encontrar tu pasión?
  • ¿Te levantas cada mañana con ilusión y entusiasmo?
  • ¿Vives una vida con sentido?

Si estas preguntas te han movido, ponte en marcha AHORA.

Si te ha gustado este post compártelo o déjame algún comentario aquí abajo. Me ayudaría muchísimo. ¡Gracias por estar ahí! 

Aquí te dejo algunos de los post que ya he escrito y que te pueden ayudar a centrar mucho mejor tu pasión.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.