Ser abundante

¿Estás peleado con el dinero?

¿Te has planteado alguna vez qué relación tienes con el dinero? ¿Estás peleado con el dinero? ¿Crees que tienes suficiente o siempre te falta? 

Cada uno gasta su dinero en sus prioridades, conviértete en una prioridad para la gente, para que quieran gastar su dinero en ti. Ese es el secreto. El dinero está ahí y se mueve cada día de manos. Deja de estar peleado con el dinero. Cambia tu relación con él para poder obtenerlo.

Casi todos nosotros tenemos una mala relación con el dinero porque culturalmente nos han educado así. Hay muy pocas personas que no estén peleadas con él y ¿sabes a qué te lleva esto?…A no conseguirlo. Si estamos peleados con lo que queremos el mundo no nos lo va a dar, es así de simple y sencillo pero muy difícil de ver, porque requiere tomar conciencia del problema.

La ambición está mal vista por nuestra tradición judeo-cristiana y es lo que nos han inculcado desde pequeños. Nos han hecho sentir culpables por querer demasiado, por desear demasiadas cosas. La culpa es un invento judeo-cristiano que no existe en otras culturas. No está mal desear algo. Nos tenemos que quitar eso de la cabeza para poder avanzar hacia nuestros objetivos. La ambición, que no la codicia o la avaricia, es necesaria. Solo a través de la ambición podemos crecer personalmente y como sociedad. No hubiésemos conseguido todos los avances que tenemos en nuestra sociedad actualmente sin ambición. La ambición es la tensión creativa para avanzar. En el terreno personal ambicionar ser cada día mejor persona y querer cambiar es un reto emocionante y lícito.

¡No hay nada de malo en la ambición de querer mejorar y de querer conseguir dinero para aquello que queremos en la vida!

Siempre nos han dicho, o al menos en mi caso lo han hecho, que ‘el dinero no crece en los árboles’, sin embargo, cada día se fabrican miles de millones en las fábricas de dinero de todo el mundo. Si pensamos en abundancia, en que hay dinero de sobra para todos y que nuestro deseo de querer dinero es totalmente lícito, podremos caminar hacia nuestro objetivo de tener dinero. El dinero no es más que un concepto, algo abstracto, una métrica. 

¡Cambia tu relación con el dinero!

Hace poco he descubierto a Enric Corbera que explica algo parecido desde una vertiente espiritual. Enric cuenta que para ser abundantes en nuestra vidas debemos cambiar nuestra forma de pensar, cambiar nuestra relación con el dinero y las emociones que impiden el éxito. Os dejo aquí dos vídeos de youtube de Enric Corbera de una conferencia sobre la Abundancia para que valoréis por vosotros mismos.

Es totalmente lícito querer dinero para aquellas cosas que nos gustan en la vida. La ambición no es mala. Yo quiero dinero para poder viajar, comprar comida ecológica/bio, salir a cenar con mi pareja o amigos,poder tener una casa… y no hay nada de malo en desear esto. Además quiero que todo el mundo lo pueda tener, al igual que deseo que todos se puedan realizar  y conseguir sus objetivos. En ello trabajo día a día.

¿Para qué quieres tú el dinero?

Si ves el dinero como algo sucio o tienes una relación complicada con él, tendrás problemas para conseguirlo. ¡Necesitas reescribir tu relación con el dinero! Hazlo para poder avanzar en tus objetivos.

5 comentarios

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *